201702.07
0
0

Retenciones de trabajo mal practicadas y posibilidad de descontarlas en finiquito

Fecha última revisión: 26/01/2017

PLANTEAMIENTO

Debido a unas liquidaciones realizadas por la Agencia Tributaria a la empresa donde trabajaba el consultante, por unas retenciones incorrectamente practicadas (inferiores a las procedentes), ejercicio 2011, la empresa le descuenta en febrero de 2014 del finiquito el importe de las retenciones no practicadas en su momento.

Se pregunta si el retenedor puede descontarle el importe de las retenciones no practicadas.

RESPUESTA

Por lo que respecta a la posible repercusión al consultante del importe correspondiente a las retenciones no practicadas en su momento procede indicar que, conforme a lo dispuesto en el citado artículo 99, efectuar deducción alguna de los ingresos de los trabajadores ni reclamar cantidades a los mismos que se deban a retenciones no practicadas en su momento, circunstancia que evidentemente no excluye otras posibles vías de resarcimiento del retenedor respecto al “retenido”

ANÁLISIS

La obligación de practicar retenciones o ingresos a cuenta, en concepto de pago a cuenta del IRPF correspondiente al perceptor, se recoge en el Art. 99 ,LIRPF apartado 2  (1), disponiendo que “las entidades y las personas jurídicas, incluidas las entidades de atribución de rentas, que satisfagan o abonen rentas sujetas a este impuesto, estarán obligados a practicar retención o ingreso a cuenta, en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al perceptor, en la cantidad que se determine reglamentariamente y a ingresar su importe en el Tesoro (…). Estarán sujetos a las mismas obligaciones los contribuyentes por este impuesto que ejerzan actividades económicas respecto a las rentas que satisfagan o abonen en el ejercicio de dichas actividades (…)”.

En cuanto a la obligación de ingreso de las cantidades no retenidas en su día, el apartado 4 del citado precepto establece claramente tal obligación:

“En todo caso, los sujetos obligados a retener o ingresar a cuenta asumirán la obligación de efectuar el ingreso en el Tesoro, sin que el incumplimiento de aquella obligación pueda excusarles de ésta”.

Complementando lo anterior, el apartado 5 dispone lo siguiente:

“El perceptor de rentas sobre las que deba retenerse a cuenta de este impuesto computará aquéllas por la contraprestación íntegra devengada.

Cuando la retención no se hubiera practicado o lo hubiera sido por un importe inferior al debido, por causa imputable al retenedor u obligado a ingresar a cuenta, el perceptor deducirá de la cuota la cantidad que debió ser retenida.

En el caso de retribuciones legalmente establecidas que hubieran sido satisfechas por el sector público, el preceptor sólo podrá deducir las cantidades efectivamente retenidas.

(…)”.

Por lo que respecta a la posible repercusión al consultante del importe correspondiente a las retenciones no practicadas en su momento procede indicar que, conforme a lo dispuesto en el citado artículo 99, efectuar deducción alguna de los ingresos de los trabajadores ni reclamar cantidades a los mismos que se deban a retenciones no practicadas en su momento, circunstancia que evidentemente no excluye otras posibles vías de resarcimiento del retenedor respecto al “retenido”.

BASE JURÍDICA

DGT V2644-13, de 04/09/2013

DGT V2654-13, de 05/09/2013

– Art. 99 ,LIRPF

(1) El apartado 2 del  Art. 99 ,LIRPF es modificado por la Ley 20/2015, de 14 de julio con efectos a partir del 01/01/2016

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *