201610.26
0
0

Requisitos para la consideración de Empresa de Reducida Dimensión

La Consulta Vinculante V2913-16, de 23 de junio de 2016, aclara las posibles dudas para la consideración de Empresa de Reducida Dimensión.

Cabecera

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES. Entidades de reducida dimensión. En el supuesto y según los términos del artículo 101.1 de la LIS, en los años 2016 y 2017 la interesada tendrá la consideración de entidad de reducida dimensión si el importe neto de la cifra de negocios habida en el período impositivo inmediato anterior es inferior a 10 millones de euros. Mientras que en el año 2015 por virtud del citado artículo 101.1 de la LIS, la entidad interesada no tiene la consideración de reducida dimensión dado que en el año anterior (2014) la cifra de negocios es superior a diez millones de euros.

DESCRIPCIÓN

La entidad consultante es una sociedad limitada que en los años 2009 y 2010 tuvo una cifra de negocios menor de diez millones de euros.

En los años 2011 y 2012 la cifra de negocios fue superior a diez millones de euros.

En el año 2013 la cifra de negocios es inferior a diez millones de euros.

En el año 2014 la cifra de negocios es superior a diez millones de euros.

CUESTIÓN

Si para el año 2015, y siguientes 2016 y 2017, sigue siendo empresa de reducida dimensión, y se puede de nuevo aplicar el artículo 101 punto cuatro de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, o por el contrario no sería aplicable, ya que solo ha sido de reducida dimensión por extensión de aplicación del artículo 101.4 y no porque cumpla las condiciones que se establecen en los referidos años.

CONTESTACIÓN

En cuanto a la aplicación del régimen fiscal especial para las entidades de reducida dimensión, es necesario, en los términos del artículo 101 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, que «el importe neto de la cifra de negocios habida en el período impositivo inmediato anterior sea inferior a 10 millones de euros».

No obstante lo anterior, el artículo 101.4 de la LIS dispone que:

«4. Los incentivos fiscales establecidos en este capítulo también serán de aplicación en los 3 períodos impositivos inmediatos y siguientes a aquel período impositivo en que la entidad o conjunto de entidades a que se refiere el apartado anterior, alcancen la referida cifra de negocios de 10 millones de euros, determinada de acuerdo con lo establecido en este artículo, siempre que las mismas hayan cumplido las condiciones para ser consideradas como de reducida dimensión tanto en aquel período como en los 2 períodos impositivos anteriores a este último.

Lo establecido en el párrafo anterior será igualmente aplicable cuando dicha cifra de negocios se alcance como consecuencia de que se haya realizado una operación acogida al régimen fiscal establecido en el Capítulo VII del Título VII de esta Ley, siempre que las entidades que hayan realizado tal operación cumplan las condiciones para ser consideradas como de reducida dimensión tanto en el período impositivo en que se realice la operación como en los 2 períodos impositivos anteriores a este último.»

Por tanto, en los términos del artículo 101.1 de la LIS, en los años 2016 y 2017 tendrá la consideración de entidad de reducida dimensión si el importe neto de la cifra de negocios habida en el período impositivo inmediato anterior (es decir, 2015 y 2016 respectivamente) es inferior a 10 millones de euros. Mientras que en el año 2015 por virtud del citado artículo 101.1 de la LIS, la entidad consultante no tiene la consideración de reducida dimensión dado que en el año anterior (2014) la cifra de negocios es superior a diez millones de euros.

Por otro lado, en virtud del artículo 101.4 de la LIS puesto que en el año 2014 se supera la cifra de negocios de 10 millones de euros, le resultarán de aplicación los incentivos fiscales establecidos en el capítulo XI del título VII de la LIS en el periodo 2014 y en los 3 períodos impositivos inmediatos y siguientes (años 2015, 2016 y 2017) siempre que la entidad haya cumplido las condiciones para ser considerada como de reducida dimensión tanto en aquel período (2014) como en los 2 períodos impositivos anteriores a este último (2013 y 2012). Así, en virtud de lo anterior, la entidad en el año 2013 no cumplía las condiciones para ser considerada de reducida dimensión puesto que el importe neto de la cifra de negocios habida en el período impositivo inmediato anterior (2012) era superior a 10 millones de euros, por lo tanto no se cumplen las condiciones exigidas en el artículo 101.4 de la LIS para que la entidad consultante pueda aplicar los incentivos fiscales establecidos en el capítulo XI del título VII de la LIS durante los tres años siguientes al año 2014.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 delartículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *