201701.10
0
0

Reconocimiento de indemnización por despido improcedente para extranjero despedido por perder el permiso de trabajo.

Tras el análisis por parte del Alto Tribunal del caso en el que un trabajador extranjero, tras la pérdida de la autorización para trabajar en España, ve como se procede, por parte de la empresa, a la extinción del contrato de trabajo motivada por dicha pérdida, la STS 16/11/2016 (R. 1341/2015) aclara que no puede considerarse una causa de extinción válidamente consignada en el contrato, sino una causa objetiva legalmente establecida.

La Sala IV mantiene que: “No cabe duda de que la pérdida de la autorización para trabajar en España imposibilita la continuación del contrato de trabajo del extranjero. Tampoco puede negarse que estamos ante un supuesto en que la causa de la finalización del mismo es ajena a la empresa. Sin embargo, nuestro legislador ha querido dotar de un determinado marco de protección a los trabajadores cuyo contrato se extingue por la concurrencia de una causa legal y, como ya hemos expresado, los contornos de esa protección deben garantizarse también a los trabajadores extranjeros aun cuando carezcan de autorización para prestar servicios en España pero, pese a ello, los han venido prestando efectivamente”

De esto se desprende que la utilización del apdo. 1 b) del art. 49 ET para poner fin al contrato no resulta ajustada a derecho. En el caso concreto, donde la empresa considera implícita en el contrato laboral una cláusula extintiva basada en la pérdida sobrevenida de dicho permiso. el Tribunal considera inadmisible que las partes del contrato previeran como causa válida de extinción del mismo el acaecimiento sobrevenido de una circunstancia atinente a la propia capacidad negocial de la parte trabajadora, la cual puede encajar en el apartado l) del mencionado art. 49 ET y, en suma, guarda visos de completa similitud con las que se prevén en el indicado art. 52 ET [recordemos que el precepto legal sólo permite que las partes del contrato de trabajo puedan pactar causas de resolución del contrato distintas a las previstas por la ley]. Además, resultaría cláusula abusiva aquélla que se apoyara en una circunstancia sobre cuya concurrencia no puede ejercer ninguna influencia la conducta del trabajador.

Atendiendo a todo lo anterior el TS ratifica la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, concluyendo con la afirmación de que la extinción del contrato ha de ser tratada como un despido improcedente, si bien, dada la imposibilidad de readmisión ante la situación irregular en la que se encuentra el trabajador, impone directamente la condena a la empresa al abono de la indemnización.

Sentencias citadas

Sentencia TS, Sala de lo Social, nº S/S, de 09/06/2003, Rec. 4217/2002. Si bien para el caso de la determinación de responsabilidad por accidente de trabajo- se matiza que «el contrato de trabajo del extranjero no autorizado no es, en la actual legislación, un contrato nulo, y, siendo ello así, no puede privarse al trabajador de una protección que, en nuestro sistema de relaciones laborales, es inherente al contrato de trabajo»

Sentencia TS, Sala de lo Social, nº S/S, de 29/09/2003, Rec. 3003/2002, TS, Sala de lo Social, de 21/06/2011, Rec. 3428/2010 y TS, Sala de lo Social, de 17/09/2013, Rec. 2398/2012, se sostiene que es obligado concluir que la misma ley salva la sanción de nulidad del contrato proclamando su validez respecto a los derechos del trabajador afectado.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *