201703.23
0
0

Negligencia profesional de una asesoría que motivó que el despido de una trabajadora de su cliente fuese declarado improcedente

Omisión de la puesta a disposición de la trabajadora de la indemnización por despido en el momento de la comunicación extintiva de la relación laboral. Condena a la asesoría a indemnizar en la cuantía correspondiente únicamente a los salarios de tramitación devengados hasta el acto de conciliación que terminó sin avenencia por culpa del cliente.

indemnización-por-despido-improcedente-MadridAudiencia Provincial Burgos, Sentencia 149/2016, 30 Sep. Recurso 149/2016

Se reclama a la asesoría demandada acción de resarcimiento de daños y perjuicios causados por negligencia profesional en el cumplimiento de los servicios de asesoramiento laboral integral que le fueron encomendados por la actora.

Estimada íntegramente la demanda en primera instancia, la Audiencia Provincial de Burgos minoró el importe de la indemnización a abonar por la asesoría por responsabilidad contractual.

Siéndole encargada a la asesoría la redacción de la carta de despido por causas objetivas de una trabajadora de la demandante, omitió poner a disposición de aquélla la indemnización por despido en el momento de la comunicación extintiva de la relación laboral. Se señalaba su importe, pero no se ponía a disposición de la trabajadora al señalarse expresamente que le sería abonada al finalizar la relación laboral. Dicho defecto formal es insubsanable y determina la calificación del despido como improcedente por incumplir las formalidades exigidas por el art. 53 ET.

Se considera probado que entre los servicios contratados figuraba la redacción de cartas de despido.

La asesoría no acredita que hubiera advertido a su cliente de la improcedencia del despido ni que fuera decisión de ésta no poner a disposición de la trabajadora la indemnización legal procedente. Si ello hubiera sido así debió salvar su responsabilidad dejando constancia documental de las advertencias que dice haber realizado o de las instrucciones recibidas. La demandante alega haber solicitado simplemente la redacción de la carta de despido por causas objetivas, por lo que no consta justificación alguna para la redacción incorrecta de la misma.

Por tanto, al no concurrir ninguna circunstancia exoneradora de su responsabilidad, la asesoría debe responder de las consecuencias derivadas del cumplimiento negligente del servicio profesional que le fue encomendado.

No consta que el despido hubiera sido calificado igualmente como improcedente en todo caso, pues concurren ciertas circunstancias económicas que hubieran podido justificar el despido por causas objetivas. Pero las mismas no pudieron ser valoradas por la jurisdicción laboral por el incumplimiento de los requisitos formales exigidos para la validez del despido por defectuosa redacción de la carta de despido.

Pero procede minorar la cuantía indemnizatoria a abonar por cuanto la actora pudo disminuir el perjuicio patrimonial derivado del despido improcedente, debiéndose limitar aquélla únicamente a los salarios de tramitación devengados hasta el acto de conciliación administrativo que terminó sin avenencia por culpa del cliente. En dicho acto la empresa pudo haber reconocido la improcedencia del despido, readmitir a la trabajadora, abonar los salarios de tramitación y proceder luego a su despido cumpliendo todos los requisitos formales. De haber actuado así las consecuencias de la actuación negligente de la asesoría se habrían reducido al importe de los salarios de tramitación por los días transcurridos desde el día siguiente al despido hasta la fecha del acto de Conciliación ante el UMAC.

Carta de despido (Características del Contenido)


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *