201701.17
0
0

Las comunicaciones de la AEAT en cumplimiento de autos judiciales no dan pie a reclamación económico-administrativa.

TEAC, Resolución 29 Noviembre 2016

En particular, en la comunicación denegatoria de medidas cautelares no se declara obligación alguna, se dicta en estricto cumplimiento de una resolución judicial que impone la obligación de pago y, se limita a añadir información que resulta esencial para los obligados tributarios, a advertir de las consecuencias derivadas de su incumplimiento y a facilitar las cartas de pago que, en otro caso, deberían procurarse los obligados.

Tribunal Económico-Administrativo Central, Resolución 29 Nov. 2016. Rec. 4968/2016

Se cuestiona si son o no susceptibles de recurso de reposición y/o de reclamación económico-administrativa, las comunicaciones que se hagan a los interesados por la AEAT en cumplimiento de autos judiciales, en particular de los denegatorios de las medidas cautelares solicitadas.

En el caso se da la particularidad de que el acto de ejecución no indicaba al interesado la posibilidad de interponer recurso alguno, lo que hace surgir la duda sobre la posibilidad de acudir a reclamación en vía económico-administrativa, cuestión a la que el TEAC responde afirmando que si el reclamante entendió que existía alguna cuestión que se oponía a lo resuelto por el auto judicial, lo procedente no era abrir un nuevo cauce económico-administrativo, sino acudir ante la misma vía de lo contencioso-administrativo a través del mecanismo del incidente de ejecución.

A raíz de girarse una liquidación en concepto de Impuesto sobre Sociedades y una sanción, finalmente fue denegada la suspensión de la ejecución por el TSJ, denegación contra la que se interpone recurso de reposición y contra su inadmisión, una reclamación económico-administrativa.

El TEAR admitió el recurso de reposición al entender que la comunicación notificada en ejecución del auto judicial que denegó la suspensión de la sanción es un acto susceptible de reclamación económico administrativa, pero en la medida en que aquella comunicación no declara obligación alguna, sino que se dicta en estricto cumplimiento de una resolución judicial, siendo ésta la que al denegar la suspensión impuso la obligación de pago, la actuación de la Administración se limita a cumplir la resolución judicial añadiendo información que resulta esencial para los obligados tributarios.

El TEAC sienta como criterio que las comunicaciones que se hagan a los interesados por la AEAT en cumplimiento de resoluciones judiciales, en particular de las denegatorios de las medidas cautelares solicitadas, no son susceptibles ni de recurso de reposición ni de reclamación económico-administrativa, de modo que en caso de disconformidad con la resolución judicial, los interesados pueden plantear incidente de ejecución ante el mismo tribunal que ha dictado la resolución.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *