201610.26
0
0

El TEAC se pronuncia sobre la valoración del patrimonio preexistente y el Impuesto sobre Sucesiones.

A juicio de este Tribunal Central para computar el patrimonio preexistente del sujeto pasivo del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se apliquen necesaria y obligatoriamente las reglas objetivas de valoración que rigen en el Impuesto sobre el Patrimonio.

En la TIB-1439577, se discute, por parte del sujeto pasivo el criterio seguido por la Administración liquidadora para computar, a efectos regularizadores, su patrimonio preexistente. Entiende que no deberían incluirse las participaciones de P, S.L de las que ya era titular antes del fallecimiento del causante pues se trata de bienes que estaban exentos en el Impuesto sobre el Patrimonio por lo que, a tales efectos, tienen un valor nulo.

Normativa analizada

Artículo 22, LISD

«La cuota tributaria por este impuesto se obtendrá aplicando a la cuota íntegra el coeficiente multiplicador en función de la cuantía de los tramos del patrimonio preexistente que, conforme a lo previsto en la Ley 21/ 2001, de 27 de diciembre, por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía, hayan sido aprobados por la Comunidad Autónoma y del grupo, según el grado de parentesco, señalado en el artículo 20».

Teniendo en cuenta que el devengo del Impuesto se produjo el 2 de julio de 2009, los coeficientes multiplicadores de aplicación al sujeto pasivo eran los recogidos en el artículo 3.Cuatro de la Ley 7/2007, de la Comunidad de Madrid, de 21 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas:

Artículo 22.3 LISD

«En la valoración del patrimonio preexistente del contribuyente se aplicarán las siguientes reglas:

 a) La valoración se realizará conforme a las reglas del Impuesto sobre el Patrimonio.

 b) Cuando se trate de adquisiciones» mortis causa», se excluirá el valor de los bienes y derechos por cuya adquisición se haya satisfecho el impuesto como consecuencia de una donación anterior realizada por el causante. La misma regla se aplicará en el caso de acumulación de donaciones.

 c) En el patrimonio preexistente se incluirá el valor de los bienes y derechos que el cónyuge que hereda perciba como consecuencia de la disolución de la sociedad conyugal».

Interpretación del Tribunal Central

Para computar el patrimonio preexistente del sujeto pasivo del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se aplican necesaria y obligatoriamente las reglas objetivas de valoración que rigen en el Impuesto sobre el Patrimonio, sin reconocer trascendencia a que pudieran existir, en dicho patrimonio preexistente, bienes exentos en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Este criterio, como se manifiesta en la TIB-1439577, ya quedó expuesto en varias resoluciones de la Dirección General de Tributos (ATIB-7280 y ATIB-7729), manifestando que «El hecho de que en el ámbito de este último impuesto –  el Impuesto sobre el Patrimonio –  determinados elementos patrimoniales gocen de exención en atención a determinadas circunstancias y, en consecuencia, no tributen por el mismo, no obsta a que tales elementos sigan formando parte del patrimonio del causahabiente en cuanto obligado tributario y hayan de ser valorados con arreglo a la  Ley 19/1991, de 6 de junio, reguladora del impuesto patrimonial, en el día del devengo del impuesto sucesorio (…) En definitiva, a juicio de esta Sala, la remisión del artículo transcrito a las reglas del Impuesto sobre el Patrimonio se refiere exclusivamente a las reglas de valoración de los bienes preexistentes, no alcanzando, como pretende la interesada, a las exenciones que se establecen por dicho Impuesto».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *