201706.13
0
0

El Santander compra el Banco Popular por el simbólico precio de un euro. Crónica de una muerte anunciada.

por en Fiscal

La compra por un euro se realizó al Mecanismo Único de Resolución europeo (MUR), a través de una subasta exprés realizada ante la falta de liquidez del Banco Popular, mediante la amortización de las acciones, en detrimento de los accionistas.

580f8ac3aa1e0

El Banco Santander ha comprado el Banco Popular al MUR por un euro ante el riesgo de que el banco no tuviese liquidez para atender a sus clientes. El Banco Central Europeo ha apoyado esta medida y se prevé que, en el plazo de un mes, el Banco Santander realizará una ampliación de capital de 7.000 millones de euros para cubrir el capital y las provisiones requeridas para reforzar el balance del Banco Popular. El problema reside en los 300.000 accionistas y titulares de bonos subordinados y convertibles, los cuales ven que sus acciones valen cero euros.

Por todos es sabido que el Banco Popular no atravesaba sus mejores momentos. Pasó mucho tiempo (año 2007) desde que tenía la mejor ratio de eficiencia del sistema bancario español y una de las mejores del conjunto de bancos europeos, cuando la eficiencia operativa (mejor cuanto más baja) se situó en el 30,69% (hace dos meses se encontraba en el 66,70%).

A pesar de los intentos por parte de la dirección del Grupo Popular de dar a entender, en los últimos meses, que su entidad financiera no iba a ser vendida (seguramente para evitar la fuga masiva de capitales), los números hablaban por sí solos y, tras ocho días consecutivos de caída en Bolsa, según comunicado de la Junta Única de Resolución europea, el gigante financiero Banco Santander compra el Banco Popular por el simbólico precio de un euro, en una rápida operación nunca vista en Europa, ante el riesgo de que el Popular no tuviera liquidez suficiente para atender a sus clientes.

La operativa del Popular consistió en poner a cero el valor de las acciones, lo que implica la salida del Consejo de Administración y, de esta manera, tener que buscar un comprador. Fue el banco que preside Ana Botín, el que finalmente absorbió el Popular mediante un aumento de capital de 7.000 millones de euros, evitando el rescate bancario. Los accionistas del Santander tendrán derecho de suscripción preferente sobre las acciones que emitirá la entidad para captar esos 7.000 millones en el mercado.

Se debe tener en cuenta que el Santander compra el Banco Popular al Mecanismo Único de Resolución europeo (MUR), de manera que el órgano perteneciente al MUR, la Junta Única de Resolución europea (SRB por sus siglas en inglés), considera la venta de “interés público” para “proteger a los depositantes del banco y garantizar la estabilidad financiera”.

Quién sale perdiendo:

El procedimiento de venta ha sido similar a la antigua intervención de entidades, en la que el BCE ha decidido la amortización de todas las acciones del Popular y la conversión de los Convertibles Contingentes (CoCos) y la deuda subordinada en acciones, adquiridas a su vez por un euros por el Banco Santander.

La cotización del Banco Popular ha sido suspendida por lo que, previsiblemente, sus acciones no volverán a cotizar, de manera que sus titulares pierden todo su dinero (posible a su vez porque el SRB ha declarado al Popular como “entidad inviable”, que significa que estaba al borde de la quiebra, convocando una subasta exprés en la noche del martes).

Ante tal situación, es pronto para ver cómo se va a actuar por parte de los accionistas para intentar recuperar su dinero. Los titulares de deuda subordinada y CoCos, pueden tenerlo más fácil que los propios accionsitas, si se demuestra ante los tribunales que lo que se contrató no era lo que creía el consumidor, que pensaba que estaba contratando un depósito.

La esperanza de los accionistas es que exista algún tipo de mecanismo que les resarza por la última ampliación de capital (tal y como ocurrió con las preferentes o con la salida a bolsa de Bankia), pudiendo presentar acciones legales contra los antiguos directivos de la entidad y/o contra el Banco Santander como comprador.

Fuentes del Banco Santander recordaron que una de las claves de la operación es que el Santander no ha comprado el banco a los accionistas del Popular, sino que ha adquirido una entidad en resolución a las autoridades europeas. Es decir, entienden que sería el MUR el que debería asumir las reclamaciones judiciales, algo que nadie puede garantizar.

Qué pasa con el Santander.

La compra por parte del Santander lo convertirá en líder absoluto del sector, tanto en cuota de mercado en crédito como en cuota de mercado en recursos de clientes, alcanzando casi los 466.000 millones de activos en España, adelantando así al BBVA y a Caixabank.

Respecto de la cuota de mercado en sucursales por Comunidades Autónomas cabe destacar que el Santander-Popular contará con un 28,9% en Galicia (segundo tras Abanca), 22,8% en Madrid, 20,8% en Canarias, 20,7% en Asturias y Cantabria, 18,2% en Castilla y León, 16,4% en Baleares, 16,3% en Andalucía, 15,4% en Cataluña y 15% en la Comunidad Valenciana.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *