201609.13
0
0

Deducción por alquiler de vivienda habitual, después del 1 de Enero 2015

por en Fiscal

En una consulta vinculante de Julio de este año, analiza la posibilidad de seguir practicando esta deducción si se firma un nuevo contrato de arrendamiento con posterioridad al 1 de enero de 2015, fecha límite (según la DT 15ª LIRPF) para poder tener derecho a la misma

En la consulta vinculante (ATIB-1438802) se analiza el supuesto de la firma de un nuevo contrato de arrendamiento de vivienda después del 1 de enero de 2015, con el mismo arrendador y sobre la misma vivienda (que el contrato anterior finalizado por haber transcurrido el plazo máximo previsto en el artículo 9 de la Ley de Arrendamientos Urbanos) y la posibilidad de poder seguir disfrutando de la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF.

Tras la reforma fiscal operada por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, esta deducción fue suprimida contemplándose un régimen transitorio para aquellos contribuyentes que hubieran celebrado un contrato de arrendamiento con anterioridad al 1 de enero de 2015, por el que hubieran satisfecho, con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual. Siendo necesario, en todo caso, que el contribuyente hubiera tenido derecho a la deducción por alquiler de la vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas por el alquiler de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015.

En la citada consulta, la Dirección General de Tributos (DGT), resuelve el caso planteado por una persona que en el año 2010 firma un contrato de arrendamiento de vivienda habitual, por el que tuvo derecho a la deducción. Ese contrato fue estipulado por el plazo de 1 año, con posibilidad de prórroga hasta un máximo de 4 años. Tras finalizar ese plazo, en septiembre de 2015 suscribe un nuevo contrato de arrendamiento sobre la misma vivienda y con el mismo arrendador.

Pues bien, la DGT entiende que la consultante tiene derecho a la deducción por alquiler de la vivienda habitual durante los periodos impositivos en los que, como consecuencia de su prórroga, se mantenga la vigencia del contrato de arrendamiento.
En lo que respecta a la suscripción de un nuevo contrato de arrendamiento el 9 de septiembre de 2015, expresa lo siguiente: “Debe señalarse que el nuevo contrato celebrado por la finalización del contrato inicial, se considerará, a los exclusivos efectos de la aplicación de la disposición transitoria decimoquinta de la LIRPF, como continuación del anterior, por lo que no impedirá el derecho a seguir practicando la deducción.”
FUENTE: WEB LAS ASESORIAS .NET

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *