201704.04
0
0

Cataluña cuenta ya con presupuestos para este año 2017

por en Fiscal

El Diario Oficial de Cataluña del 30 de marzo de 2017 publica Ley 4/2017 de 28 de Mar C.A. Cataluña (Presupuestos de la Generalitat para 2017) cuya entrada en vigor se fija para el día siguiente al de su publicación. Junto con los presupuestos, el Diario Oficial de Cataluña publica la Ley 5/2017 de 28 de Mar C.A. Cataluña (Medidas fiscales, administrativas, financieras y del sector público y creación de impuestos sobre grandes establecimientos comerciales, estancias en establecimientos turísticos, elementos radiotóxicos, bebidas azucaradas envasadas y emisiones de CO2), con misma entrada en vigor.

Respecto a las MEDIDAS FISCALES para 2017, son de destacar las siguientes:

En materia de impuestos cedidos:

  1.  En el ámbito del IRPF, se amplía la deducción por donativos a determinadas entidades a las que fomentan la lengua occitana, suprime la deducción por inversión en acciones de entidades que cotizan en el segmento de empresas en expansión del mercado alternativo bursátil y modifica las condiciones para disfrutar del porcentaje incrementado establecido para determinados contribuyentes en la deducción por inversión en la vivienda habitual.

2. Se introducen varias modificaciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

3.  Se establecen las obligaciones formales de suministro periódico de información a la Agencia Tributaria de Cataluña por parte de empresas que intervienen en la realización de los hechos imponibles del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, del impuesto sobre sucesiones y donaciones y de los tributos sobre el juego, es decir, las empresas de subastas, las dedicadas a la reventa de bienes muebles, las autorizadas para gestionar los sistemas de bingo electrónico y las entidades aseguradoras.

En materia de impuestos propios, destaca la creación del famoso IMPUESTO SOBRE LAS BEBIDAS AZUCARADAS ENVASADAS.

Estarán sujetas a este impuesto:

a) Los refrescos o sodas: bebidas sin alcohol de distintos sabores, con o sin gas, preparadas comercialmente y que se venden en botellas o latas, así como las que se suministran al consumidor mediante un surtidor.

b) Las bebidas de néctar de frutas y zumos de frutas.

c) Las bebidas deportivas: bebidas diseñadas para ayudar a los atletas en la rehidratación, así como en la reposición de los electrolitos, el azúcar y otros nutrientes.

d) Las bebidas de té y café.

e) Las bebidas energéticas: bebidas carbonatadas que contienen grandes cantidades de cafeína, azúcar y otros ingredientes, como vitaminas, aminoácidos y estimulantes a base de hierbas.

f) Leches endulzadas, bebidas alternativas de la leche, batidos y bebidas de leche con zumo de fruta.

g) Bebidas vegetales.

h) Aguas con sabores.

El sujeto pasivo de este impuesto, será la persona física o jurídica que suministra la bebida azucarada envasada al consumidor final del producto, que repercutirá al consumidor final de la bebida.

El tipo de gravamen del impuesto será:

a) 0,08 euros por litro para bebidas con un contenido de azúcar entre 5 y 8 gramos por 100 mililitros.

b) 0,12 euros por litro para bebidas con un contenido de azúcar superior a 8 gramos por 100 mililitros.

También se crea al Impuesto sobre el riesgo medioambiental de la producción, manipulación y transporte, custodia y emisión de elementos radiotóxicos, y el tributo propio sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica.

En relación con el Impuesto sobre viviendas vacías, se fija un mínimo exento de 350 metros cuadrados y reduce las cargas administrativas para los contribuyentes, que no necesitan presentar la autoliquidación del impuesto en el supuesto de que no resulte ninguna cantidad a ingresar como consecuencia de la aplicación del mínimo exento o de la concurrencia de exenciones subjetivas.

Se reforma el Impuesto sobre grandes establecimientos comerciales. Se amplían los supuestos de sujeción al tributo mediante la incorporación de los grandes establecimientos comerciales colectivos y los grandes establecimientos comerciales que disponen de una superficie de venta igual o superior a los 1.300 metros cuadrados y que están situados fuera de la trama urbana consolidada o, en el caso de que esta no esté definida, fuera del núcleo histórico y de sus ensanches. Se suprimen también determinados beneficios fiscales, como la exención subjetiva en favor de determinados establecimientos o la reducción de la base imponible para los establecimientos comerciales especializados.

Por último, el Impuesto sobre estancias en establecimientos turísticos, queda modificado a través de la ampliación del hecho imponible, nuevos supuestos de exención las estancias por causas de fuerza mayor o por motivos de salud, y se actualizan las tarifas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *