201702.07
0
0

Cálculo de las cuantías máximas de prestación por desempleo en caso de pérdida de trabajo a tiempo parcial

por en Laboral
Fecha: 02/02/2017

Como desarrollamos en nuestro práctico “Cálculo de las cuantías máximas de prestación por desempleo en caso de pérdida de trabajo a tiempo parcial.”, el Alto Tribunal aclara, en su reciente Sentencia TS, Sala de lo Social, nº 1118/2016, de 27/12/2016, Rec. 3132/2015, el cálculo del tope máximo de la prestación por desempleo en caso de pérdida de un trabajo a tiempo parcial, interpretando la actual redacción del apdo. 3, art. 270, LGSS (coincidente con el art. 211, Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio)

«En caso de desempleo por pérdida de empleo a tiempo parcial o a tiempo completo, las cuantías máximas y mínimas de la prestación, contempladas en los párrafos anteriores, se determinarán teniendo en cuenta el indicador público de rentas de efectos múltiples calculado en función del promedio de las horas trabajadas durante el período de los últimos 180 días, a que se refiere el apartado 1, ponderándose tal promedio en relación con los días en cada empleo a tiempo parcial o completo durante dicho período.

A los efectos de lo previsto en este apartado, se tendrá en cuenta el indicador público de rentas de efectos múltiples mensual vigente en el momento del nacimiento del derecho, incrementado en una sexta parte.»

Según el Alto Tribunal, habrá que establecerse el índice de temporalidad de los últimos 180 días trabajados para proyectarlos únicamente sobre el cálculo del IPREM aplicable, y después observar si se rebasan los topes previstos en el actual art. 270, LGSS. De esta forma se establece que no se trata de aplicar ese índice sobre la base reguladora, lo que implicaría una doble reducción (la del número 2 del 70% para los primeros 180 días y del 50% para el resto, y sobre ella el 60% –en el caso de autos– de índice de temporalidad correspondiente a los 180 últimos días cotizados), sino de observar esos topes máximos en función de los periodos cotizados.

Con esta interpretación de un artículo que, según el propio Tribunal «exige una lectura reposada para su entendimiento», se establece un cambio de doctrina jurisprudencial derivado de la nueva redacción establecida en su momento por el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, sobre el derogado art. 211, Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio (y que se mantiene en el actual apdo. 3, art. 270, Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre), como se anunciaba en la Sentencia TS, Sala de lo Social, de 20/05/2015, Rec. 2382/2014, en la que se aplicaba la anterior redacción del precepto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos requeridos están marcados *